La Soterraña / Alfredo Ramírez, ¿factor de unidad en Morena?

Morelia, Michoacán.- El diputado local Alfredo Ramírez Bedolla se registrará en el proceso de elección de candidato de Morena al gobierno de Morelia con el respaldo de las dos estructuras territoriales más fuertes que puede tener el partido guinda en el municipio: la del ex alcalde Raúl Morón Orozco, ahora candidato morenista a la gubernatura, y la de Juan Carlos Barragán Vélez, quien tiene años trabajando en colonias y tenencias con la asociación Mano a Mano. Para muchos, estas cartas son suficiente razón para que el obradorista sea elegido coordinador de los Comités de Defensa de la Cuarta Transformación en el municipio; sin embargo, hay que valorar a fondo las circunstancias.

La afinidad de Raúl Morón con Alfredo Ramírez va más allá de la anecdótica foto en la que se ve a los dos levantando las manos en señal de victoria; como nota al pie de los mensajes simbólicos, la realidad es que el diputado local ya trabaja en territorio con liderazgos de R21, la estructura afín al candidato a la gubernatura, y no es ningún secreto, ya que en redes sociales han visibilizado esa coordinación.

Juan Carlos Barragán, con el pragmatismo que le caracteriza, fue más directo y anunció a medios de comunicación que renuncia a la posibilidad de buscar la candidatura de Morena, y en cambio, apoya a Ramirez Bedolla. Afirmó que juntos pueden alcanzar en las encuestas hasta el 70 por ciento de las preferencias a favor de que el abanderado morenista sea el diputado; incluso, convocó a los demás aspirantes a que se sumen al proyecto de unidad que representa el fundador del partido.

¿Alfredo Ramírez representa un proyecto de unidad al interior de Morena? Para responder a este cuestionamiento es necesario tener algo de contexto: es de todos conocido que entre el gobierno municipal de Morón y el movimiento de Barragán había una abierta confrontación; sin embargo, hoy vemos que ese conflicto se neutraliza en la figura de Ramírez Bedolla, lo que hace posible que esas dos robustas estructuras territoriales puedan avanzar hacia un mismo objetivo: la defensa de la 4T en Morelia y en Michoacán.

Morenos de Corazón, uno de los grupos más radicales en su purismo morenista y con mayor influencia en el Consejo Estatal del Partido, también ha manifestado que van con Ramírez Bedolla, con todo y que éste ha asumido una postura más flexible respecto a la posibilidad de que Morena mantenga la alianza con el PT, por lo que ha mantenido el diálogo con Francisco Huacuz, coordinador político del petismo en Michoacán.

Analizados esos ejemplos, podemos identificar en Ramirez Bedolla rasgos de un político que tiene la capacidad de conciliar a los fundadores de Morena con los simpatizantes externos, y que es capaz de concitar a la unidad entre grupos confrontados. En pocas palabras, es una rara avis en medio de la agitación y confrontación que caracteriza al morenismo michoacano.

Son diversos factores los que afianzan la posibilidad de que Alfredo Ramírez sea elegido como el candidato de Morena al gobierno de Morelia, por lo que el resto de aspirantes tienen elementos para evaluar escenarios y actuar de manera estratégica, y en una de esas hasta tomar en serio el llamado de Juan Carlos Barragán a la unidad en torno a Bedolla.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *