En riesgo la mitad de los espacios en la Universidad de Baja California por deuda millonaria

Desde hace dos semanas, la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) trabaja bajo protesta. Un adeudo de casi mil millones de pesos la tiene bajo amenaza de no poder concluir proyectos, no alcanzar a pagar nóminas en pocos meses y, si sigue así, podría verse obligada a ofrecer sólo la mitad de los lugares que actualmente ocupan los estudiantes, ha advertido el rector. El argumento del gobierno estatal para no pagarle es que la administración federal anterior, del expresidente Enrique Peña, simplemente dejó de pagarles y se fue.

El pasado viernes, las instalaciones de los tres planteles de la UABC (Ensenada, Mexicali y Tijuana) se vistieron con mantas en las que se exhibe el adeudo millonario, a las que llamaron “deudómetros” como un indicador diario de la cantidad que el gobierno de Francisco Vega debe a esa casa de estudios, ganadora del Premio Nacional al Mérito Ecológico 2017, entre otros reconocimientos.

Esta manifestación -que se irá actualizando en las mantas y en su sitio web– se debe a los 988.5 millones de pesos que el estado ha dejado de pagar a la institución educativa desde octubre pasado, cifra que este lunes se redujo a 933.1 millones, tras un pago de 55 millones que realizó el gobierno. Este abono es, sin embargo, totalmente insuficiente para cubrir las necesidades de la universidad, según su rector, Daniel Valdéz.

“El deudómetro va a ir cambiando en función de lo que paguen o si se acumula más. De esa manera voy a mantener informada a la ciudadanía. La lona sigue siendo la misma y no es un gasto que haya hecho la universidad, las patrocinaron los sindicatos, tanto el de administrativos como el de académicos”, dijo a Animal Político el rector de la UABC.

Valdéz Delgadillo explicó que una parte del adeudo es histórico, viene desde la administración anterior porque esta fue quitando cantidades menores del presupuesto asignado, pero la Universidad no se inconformó porque el gobierno lo compensaba con obras. Sin embargo, desde octubre pasado empezaron a faltar las aportaciones, con lo que el adeudo se disparó y se sigue acumulando, quedando hasta este martes en 933 millones de pesos.

Por su parte, el gobierno estatal asegura que el adeudo se debe a que la administración federal anterior, a cargo de Enrique Peña Nieto, dejó de pagar los recursos federales correspondientes al estado, lo que derivó en que éste dejara de entregarle los suyos a la universidad.

El vocero del gobierno de Baja California, Raúl Reynoso, aseguró a este medio que durante los últimos meses de 2018 el estado estuvo gestionando los recursos extraordinarios que cada año le entrega la federación por el alto porcentaje (57) que destina la entidad a Educación. Ese recurso extraordinario era de 4 mil 250 millones de pesos, de los cuales se iba a destinar una parte a la UABC.

“El deudómetro va a ir cambiando en función de lo que paguen o si se acumula más. De esa manera voy a mantener informada a la ciudadanía. La lona sigue siendo la misma y no es un gasto que haya hecho la universidad, las patrocinaron los sindicatos, tanto el de administrativos como el de académicos”, dijo a Animal Político el rector de la UABC.

Valdéz Delgadillo explicó que una parte del adeudo es histórico, viene desde la administración anterior porque esta fue quitando cantidades menores del presupuesto asignado, pero la Universidad no se inconformó porque el gobierno lo compensaba con obras. Sin embargo, desde octubre pasado empezaron a faltar las aportaciones, con lo que el adeudo se disparó y se sigue acumulando, quedando hasta este martes en 933 millones de pesos.

Por su parte, el gobierno estatal asegura que el adeudo se debe a que la administración federal anterior, a cargo de Enrique Peña Nieto, dejó de pagar los recursos federales correspondientes al estado, lo que derivó en que éste dejara de entregarle los suyos a la universidad.

El vocero del gobierno de Baja California, Raúl Reynoso, aseguró a este medio que durante los últimos meses de 2018 el estado estuvo gestionando los recursos extraordinarios que cada año le entrega la federación por el alto porcentaje (57) que destina la entidad a Educación. Ese recurso extraordinario era de 4 mil 250 millones de pesos, de los cuales se iba a destinar una parte a la UABC.

POR ANIMAL POLÍTICO

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *