Discuten por segundo día en la Suprema Corte sobre el matrimonio infantil

La eliminación de las dispensas para el matrimonio infantil es una restricción constitucionalmente valida, eficaz y razonable para proteger los derechos de la niñez, resolvió la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Al continuar por segundo día con el análisis de la acción de inconstitucionalidad presentada por la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Aguascalientes demandando la invalidez de diversas disposiciones del Código Civil, el presidente del máximo tribunal, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea enfatizó que “con esta prohibición absoluta se busca erradicar el matrimonio infantil, precoz e incluso forzado”.

Puntualizó que con la prohibición absoluta en matrimonios para menores de 18 años “elimina el margen de error en el que podrían incurrir los jueces al momento de otorgar dispensas, máxime, cuando no debe perderse de vista que actúan en un contexto social, cultural determinado, en el que podría dificultarse que resolvieran con perspectiva de género y atendiendo al interés superior de la infancia”.

En ese sentido, el Pleno del alto tribunal no dio la razón a la Comisión de Derechos Humanos de Aguascalientes quien consideró que las diversas disposiciones del Código Civil de dicha entidad contraviene con lo establece el artículo 2 de la Convención sobre el Consentimiento para el Matrimonio, la Edad Mínima para Contraer Matrimonio y el Registro de los Matrimonios.

Por ello, el Pleno reiteró que la eliminación de la posibilidad de otorgar dispensas, aun cuando se trate de casos graves y justificados, a menores de edad para contraer matrimonio, constituye una restricción o limitación válida al ejercicio de ese derecho.

“Dicha reforma legislativa no viola el derecho al libre desarrollo de la personalidad que implica la facultad natural de toda persona a ser individualmente como quiere ser, sin coacción ni controles injustificados, pues con esta medida se contribuye precisamente a garantizar ese libre desarrollo”, determinó.

POR LA JORNADA

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *