Wi-Fi, la tecnología capaz de apoyar a AMLO en su intención de llevar Internet gratuito a los mexicanos

Las conexiones por Wi-Fi evolucionan hacia una siguiente generación que soporta mayor cantidad de dispositivos conectados, brinda más ancho de banda, velocidad y los puntos de acceso pueden estar más alejados unos de otros, sin comprometer la capacidad o cobertura del servicio de Internet.

Wi-Fi 6 es una evolución en conexiones inalámbricas que permite cuadruplicar los aparatos conectados con una misma calidad de envío y recepción de información, convirtiéndose en una tecnología capaz de apoyar al gobierno en su intención de llevar Internet gratuito a los mexicanos de regiones apartadas o de ingresos bajos.

Programas de conectividad como México Conectado o proyectos como la Red Troncal que propone el gobierno de Andrés Manuel López Obrador podrían utilizar esa tecnología para cumplir, en parte, con la promesa del Plan Nacional de Desarrollo de AMLO de crecer ocho puntos la penetración de Internet durante el sexenio, de 87% en 2018 a 95% en 2024.

“Este es un caso donde uno de los principales beneficiados pueden ser ellos con el tema de Wi-Fi 6. Dar Internet gratuito y libre, puede crecer la densidad de usuarios interesados en conectarse y el estándar Wi-Fi 6 da cuatro veces esa densidad de usuarios que pueden estar conectados, transmitiendo de manera simultánea sin comprometer las conexiones. Eso es lo que se logra con Wi-Fi 6, que más usuarios salgan beneficiado”, comentó Saúl Arjona, director de Soluciones y Marketing en Huawei México.

El estándar que da vida a Wi-Fi 6 es el 802.11ax, que utiliza las bandas de 2.4 GHz y de 5 GHz y eventualmente lo hará en el espectro de los 6 Gigahercios, una vez que esa banda quede liberada en varios países para tecnologías Wi-Fi. Este asunto en particular es discutido en Estados Unidos ahora mismo, luego que parte de esas frecuencias se entregaron a las armadoras.

Arjona expone que Wi-Fi 6 ofrece una velocidad de conexión de 9.6 Gbps, contra los 6.9 Gbps máximos que opera Wi-Fi 5 y en tanto que la latencia se reduce a menos de diez milisegundos.

Esas cifras harán posible que los usuarios vivan una experiencia de mejor calidad con el servicio: “Se duplica el ancho de banda y aumenta la velocidad. El cambio de módem no representa un gasto mayor y tendría que hacerlo el operador, conforme los modelos vayan saliendo en el mercado. Con Wi-Fi 6, aun con la densidad de conexiones, la experiencia va a ser mejor y sobre todo en temas de video”.

Ericsson, competidor de Huawei en infraestructura, dijo en 2015 que el 60% tráfico en redes inalámbricas y móviles tiene que ver con datos de video. Deloitte perfila que para 2020 habrá 200 millones de dispositivos conectados en México y para 2022 el 80% de la demanda de datos será por productos de video.

Pero Wi-Fi 6 no sólo mejorará la experiencia de entretenimiento, pues facilitará también procesos en factorías, platicó Saúl Arjona, de Huawei.

“Con esta disponibilidad habrá otros alcances para la industria de la automatización; en robots que arman automóviles o sensores para vigilancia. Hay mucho espacio para cosas que todavía ni siquiera hemos aprovechado y que se pueden apoyar en otras tecnologías”.

Comentarios

comentarios