Trump arremete contra China y anuncia serias investigaciones sobre el brote del coronavirus

“Creemos que podría haberse detenido en la fuente. Podría haberse detenido rápidamente y no se habría extendido por el mundo”. Esas fueron las más recientes palabras del presidente Donald Trump dirigidas a las autoridades chinas.

De acuerdo con Reuters, el mandatario anunció, desde la Casa Blanca, que su Administración está llevando a cabo investigaciones sobre la realidad de lo sucedido: “Estamos haciendo serias investigaciones. No estamos contentos con China”.

Desde el inicio de la propagación del virus, Trump y su camarilla no han perdido tiempo para politizar y estigmatizar el origen de la pandemia.

Pekín ha estado bajo una creciente presión sobre la transparencia de su manejo de la enfermedad.

Las acusaciones-como recuerda Rusia Today-aseguran que un laboratorio de virología de Wuhan podría haber desarrollado el SARS-CoV-2. Lo cierto es que Trump resulta más redundante de lo que él mismo imagina, y en cada declaración referida al gigante asiático afirma que su Gobierno trata de determinar si el virus provino de un laboratorio chino.

La semana pasada, el portavoz de Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Geng Shuang, instó a EE.UU., a dejar de inculpar a China y a entender que esa nación también es otra de las víctimas.

El funcionario advirtió que para vencer la pandemia, la comunidad global debería “mantenerse unida” en lugar de “atacar y desacreditar” a otros países”.

Asimismo agregó que el origen del virus debía ser manejado por científicos y expertos médicos, y no por políticos.

 

Comentarios

comentarios