Rosario Robles desvió mil 142 millones en su último año en la Sedatu

Durante su último año al frente de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles dejó manejos irregulares por mil 142 millones de pesos.

Entre las irregularidades se encuentran:

  • Contratos con empresas fantasma
  • Pago por servicios no recibidos
  • Desvío de recursos que serían para la evaluación de viviendas dañadas por el sismo de septiembre de 2017
  • Incluso, vuelos donde no se comprueba que la secretaria haya viajado

Según la Tercera Entrega del Informe General Ejecutivo del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública de 2018, se encontró que hay 50 mil 944 millones de pesos de gasto público que no han sido aclarados por el Gobierno Federal.

Sobre este tema, la Sedatu tiene una anomalía por 211 millones 204 mil 278 pesos.

Rosario Robles, titular de Sedatu. Foto: Presidencia.

Entre las anomalías, se comprobó que la dependencia pagó injustificadamente al Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) por el Convenio de Cooperación Técnica y de Gestión de Proyectos para implementar el Programa de Modernización del Catastro Rural Nacional y el de Regularización y Registro de Actos Jurídicos Agrarios, sin acreditar que los trabajos fueran realizados.

Al respecto, el IICA rechazó brindar información y documentación comprobatoria del cumplimiento de sus obligaciones a la ASF, por considerar que no era un sujeto obligado por gozar de inmunidad diplomática.

Recursos sin aclarar

De igual forma, la ASF encontró que 159 millones de pesos 491 mil 334 pesos se pagaron indebidamente con recursos públicos federales del ejercicio fiscal 2018, compromisos contraídos en 2017, sin haber sido autorizados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Dichos recursos se usaron para pagar el Servicio Integral de Administración y Mantenimiento de la Infraestructura Informática y de Comunicaciones, que la Sedatu firmó con la empresa Integraciones Profesionales S.A. de C.V.

No obstante, la Sedatu no presentó documentos que comprobaran que los servicios se habían concretado y la empresa tampoco cumplió con ellos. Además se detectó que la compañía transfirió injustificadamente los recursos públicos a otras seis empresas.

Por otra parte, se encontró un daño a la hacienda pública por 90 millones 800 mil pesos, debido a que la Sedatu transfirió recursos federales al Instituto Nacional de Suelo Sustentable (INSUS), para gastos de subcontratación de servicios con terceros, sin acreditar la aplicación de los recursos.

85 millones 171 mil 840 pesos fueron entregados al Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros, S.N.C., por concepto de honorarios por servicios bancarios, así como para la dispersión de los recursos a los beneficiarios del estado de Morelos, pero tampoco fue comprobado dicho trabajo de dispersión.

Otra irregularidad, por 67 millones 490 mil 988 pesos fue en un contrato entre Sedatu y el Diario la Verdad S.A de C.V., sin que el medio de comunicación comprobara los servicios otorgados a la dependencia y, además, el diario transfirió la totalidad de los recursos a siete empresas más.

Según la ASF, también hubo una anomalía en los recursos que Sedatu destinaría a la evaluación de viviendas afectadas por el sismo de 7.2º Richter y las viviendas del estado de Guanajuato afectadas por la lluvia severa, declarada desastre nacional, ocurrida en junio de 2018.

Para ello se contrató a la empresa Sistemas Integrales de Servicios y Trámites Globales S.A. de C.V., por 59 millones 688 mil 160 pesos, sin que haya prestado los servicios para los que se le contrató.

Además, la Sedatu tampoco presentó evidencia que comprobara el gasto de vuelos efectuados por Rosario Robles, en un daño a la hacienda pública de 5 millones 799 mil 382 pesos.

Comentarios

comentarios