HomeOpinión 3.0Relatos de resistencia

Relatos de resistencia

Luis Tavera

El cara a cara al que nos arrojó el apagón de la semana pasada pudiera ser la excusa para reflexionar sobre lo necesario, el cambio de conciencia que (como un suiche) reconfiguró nuestra manera de relacionarnos, y con ello el manejo de la información frente a los rumores que se sumaron en aquella oscurana.

Por ello la comunicación popular convoca a continuar asumiendo espacios como el que formará la Escuela de Comunicación Popular Yanira Albornoz en la mañana de este martes, en la sede del diario Ciudad CCS, como forma de “dar una respuesta, abrir un espacio para conversar, exponer interrogantes sobre, ¿cómo resolvimos esa necesidad de comunicación?, pero, al mismo tiempo, ¿cómo están incorporados los teléfonos y sus redes sociales a nuestra vida cotidiana?”, nos asoma Dayon Moiz, coordinadora de esta Escuela.

La necesidad de protegernos de las fake news y los rumores, cuenta Moiz, nos llevó a “desmalezar la información” en algunos grupos de Whatsapp, cuando se podía acceder a la conexión. Y para quienes no, ¿cómo manejaron esa incertidumbre?

“Este espacio lo abrimos para reencontrarnos con gente que trabaja en espacios distintos, ninguno de los ponentes tiene nada que ver con el otro, tenemos una psicóloga, un director de teatro que hace trabajo territorial, un filósofo que tiene otro tipo de reflexión y la idea es conversar, porque de esto algo se nos encendió ese día, que es la creatividad y cómo seguir construyendo y apostando a esa fortaleza, con la mayor inteligencia emocional posible”.

Además, el hecho de que los venezolanos salieran reivindicando a Radio Nacional de Venezuela y el rol de la radio en aquellos momentos penumbrosos, para la coordinadora “no es que la radio ha dejado de tener este rol, siempre lo ha tenido, el que le da la espalda es uno. Porque la radio, estoy segura, seguía en su misma sintonía y programación”.

Más allá de la política, pensarnos en común como acto de contingencia y sincerarnos: ¿qué depende de mí y qué depende del Estado?, y, ¿cómo estamos gestionando nuestros recursos?

Comments

comments

Comparte en: