Rechaza China nueva ley estadounidense que pretende intervenir en soberanía de su país

El Gobierno de Beijing rechazó este martes la aprobación de leyes por parte del Congreso de Estados Unidos que incluyen contenido negativo relacionado con el gigante asiático por intervenir en forma flagrante en la soberanía China.

En rueda de prensa, el portavoz de la cancillería china, Wang Wenbin, fustigó la aprobación por parte del Congreso estadounidense de un paquete de ayudas que incluyen el Tíbet y Taiwan, así como cláusulas relacionadas con la Región Administrativa Especial de Hong Kong.

Instó a la parte estadounidense a “dejar de interferir en los asuntos internos de China y no firmar la ley ni implementar el contenido y las cláusulas negativas relacionadas con China en actos relevantes, para no dañar más la cooperación bilateral y la situación general de las relaciones entre China y EE. UU.”.

El Congreso de Estados Unidos adoptó este lunes disposiciones para respaldar la capacidad de defensa de Taiwán y alentar su participación en organizaciones internacionales por 2.300.000 de dólares.

Las medidas, conocidas colectivamente como la Ley de Garantía de Taiwán de 2020 fueron aprobadas tanto la Cámara de Representantes como el Senado el lunes por la noche.

Estas disposiciones se incluyeron tras la aprobación en el Congreso de Estados Unidos de un paquete de estímulo por valor de 900.000.000 de dólares para hacer frente a la devastación económica causada por la pandemia de coronavirus.

También se aprobó la Ley de Política y Apoyo Tibetano, una nueva legislación que reafirma los derechos de los tibetanos a elegir un sucesor de su líder espiritual, el Dalai Lama, contrario a la soberanía de China.

Sobre Hong Kong, se autorizó un nuevo requisito de información incluido en el proyecto de ley que ordena a la administración de EE. UU. que emita una evaluación anual de la presencia de servicios de seguridad afiliados a China continental en la ciudad,.

Por otra parte, China condenó las restricciones a la entrega de visados impuestas a los funcionarios chinos por Estados Unidos, anunciando que tomará medidas coherentes en respuesta.

Sobre este tema, el portavoz agregó que en los últimos cuatro años, desde la llegada de Pompeo a su cargo, la política estadounidense de visados se ha “militarizado”, ya que EEUU, bajo el pretexto de los llamados problemas de Hong Kong o de la región de Xinjiang en el Tíbet, presionan constantemente a los representantes de China con la entrega de visas.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *