Proyectan para el 4 de agosto pico de pandemia de Covid-19 en México

El Instituto de Medición y Evaluación de la Salud (IHME) de la Universidad de Washington realizaron un modelo de proyección de tendencias de la pandemia de Covid-19, donde incluyeron a nueve países de América Latina.

El modelo revela que para el 4 de agosto habría cerca de 6 mil 859 defunciones en siete estados del país de los que se ha recopilado información y donde se encuentran las dos terceras partes del total de defunciones por el virus. Se prevé que el mayor número de decesos se den en Ciudad de México, con 3 mil 414 y en Baja California con mil 171.

 

“Se prevé una epidemia bastante grande en Brasil y luego epidemias más pequeñas pero sustanciales en México, Perú y Ecuador y una epidemia mucho más pequeña en Argentina”, detalló en conferencia virtual, Christopher Murray, director del IHME.

 

El país más afectado será Brasil con 88 mil 305 muertes, en un rango estimado entre 30 mil 302 y 193 mil 786; por contraste. Panamá tendría 661 fallecidos, Argentina 680, Chile 687 y República Dominicana 881.

Las proyecciones para México se dieron por medio de datos provenientes de Baja California, Ciudad de México, Estado de México, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa y Tabasco, lo que significa que las predicciones a nivel nacional pueden ser más altas.

El director del IHME indicó que el testeo en México es extremadamente bajo según los estándares mundiales, por lo que es probable que aún falten muchos casos por registrar.

 

“En ausencia de una acción concertada para aumentar las pruebas, particularmente entre los estados con epidemias más grandes, las trayectorias de Covid-19 podrían empeorar para México”.

 

Explicó además que México se halla en las fases tempranas de la epidemia y que la próxima semana se podrá ver un panorama más exacto por parte del IHME, ya que se incorporarán 11 estados más en el cálculo, lo que significa que se abarcará un 90 por ciento de la mortalidad en el país.

El modelo toma aspectos como la movilidad, a través de aplicaciones móviles, estacionalidad gracias a las variaciones de temperatura, pruebas diagnósticas per capita y densidad poblacional.

Añade que en México hay grandes limitaciones para tener pruebas respecto a los aspectos sanitarios y económicos para la toma de decisiones, características muy importantes pero difíciles de medir.

 

“Desde el punto de vista de la salud pública, no tiene sentido aflojar las medidas de distanciamiento social cuando aún no se llegó al pico de contagios”, concluye el especialista.

 

El aflojar las medidas de aislamiento social puede provocar que se prolongue la pandemia y que por tanto haya un mayor número de muertes, además de que incrementa el riesgo de una segunda ola de contagios.

Comentarios

comentarios