Presión y protestas en El Salvador a causa del coronavirus.

 

El presidente de El Salvador, Nayib  Bukele, reiteró este sábado sus llamados a la Asamblea legislativa (Parlamento) para votar por una eventual  prórroga al estado de Emergencia por la Covid-19, según informa un reporte de Prensa Latina.

El sitio hace referencia al comentario publicado por el presidente en su cuenta de Twitter donde presiona al Parlamento  para extender la emergencia sanitaria: “La Asamblea está en la obligación constitucional de reunirse y discutir la prórroga o no del Decreto de Emergencia Nacional. Simplemente porque estamos en emergencia nacional”, señaló el mandatario.

Esta Ley permite a las municipalidades y al gobierno central realizar compras directas, sin pasar por licitaciones; y limita la circulación y las reuniones en cordones sanitarios. Mientras tanto, la Ley de Regulación para el Aislamiento, Cuarentena, Observación y Vigilancia, que  vence el próximo martes;  estipula el confinamiento domiciliar para impedir la propagación del Sars-Cov-2.

El presidente de la actual legislatura, Mario Ponce, instó a una plenaria el lunes, para decidir una salida que combata la pandemia sin caer en arbitrariedades.

Mientras el gobierno decide, los salvadoreños protestaron ayer por cuarta noche consecutiva contra la gestión gubernamental de la crisis sanitaria, económica y social provocada por la covid-19.

Justo a las 8:00 pm hora local, una sinfonía de objetos que producen ruido y sonidos inundaron la ciudad de San Salvador, capital de la nación centroamericana, en respuesta a la iniciativa del pueblo para expresar su descontento con una cuarentena cada vez más rigurosa y dilatada.

Las protestas se mantienen pese al aumento de los casos de coronavirus, mientras la sociedad se divide entre quienes consideran que debe seguir el confinamiento y los que expresan que es  excesivo.

En localidades con menos recursos, los habitantes han optado por colgar ropa y sábanas blancas para reclamar alimentos y apoyo a las familias que se quedaron sin ingresos por la cuarentena.

Por otro lado ayer las autoridades educativas pausaron por una semana las clases del sistema público, impartidas de forma virtual hace dos meses, ante el impacto nacional de la covid-19.

Según la circular difundida por el ministerio, los modelos tradicionales de enseñanza no pueden desarrollarse en la situación actual de cuarentena, y en su lugar abogó por buscar nuevos modelos  que fomenten la creatividad.

La pausa académica será efectiva en todos los niveles de la educación pública y tendrá lugar del 18 al 24 de mayo.  “Según estimaciones oficiales, unos 170 mil alumnos en el país carecen de Internet en sus hogares, y unos 33 mil tampoco tienen las guías de trabajo elaboradas por el ministerio de Educación para seguir el programa escolar”, señala Prensa Latina.

En el Salvador se registraron ayer 75 nuevos casos positivos al coronavirus, con lo que el país suma ya 1265, con 26 muertes y 441 recuperados, luego de 37 días de detectados los primeros infestados, el pasado 10 de abril.

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *