Por no gustarle tatuaje se lo quita con un rallador de queso

Ciudad de México.- A través de redes sociales se dio a conocer el caso de un hombre que fue a tatuarse, sin embargo el trabajo final no le gustó y decidió quitárselo el mismo.

Esto al considerar que el uso de láser es muy caro y doloroso, por lo que escudriñó entre sus utensilios de cocina y encontró un rallador de queso.

Así, con únicamente el rallador de quese decidió quitarse la totalidad del tatuaje.

A través de redes sociales comenzaron a circular versiones del antes y del después.

 

Comentarios

comentarios