“Nos pagan menos, queremos igualdad”: Selección femenina de fútbol de EUA

Wanders Futbol

Tormenta en el mundo del fútbol femenino de los Estados Unidos a pocos meses de los Juegos Olímpicos de Rio 2016: guiadas por las capitanas Carli Lloyd y Becky Sauerbrunn, cinco estrellas del combinado nacional femenino han esgrimido una queja a la federación de fútbol por discriminación salarial. Lloyed y Sauerbrunn, junto a Alex MorganMegan Rapinoe y Hope Solo han llevado a cabo acciones legales en laEqual Employment Opportunity Commision afirmando que su salario es cuatro veces menor que el de los fútbolistas masculinos

“Los números hablan por si solos. Somos las mejores del mundo, hemos ganado tres Mundiales y cuatro Olimpiadas, mientras que a la selección nacional masculina se la paga cuatro veces más que a nosotras solo por presentarse en el campo” dijo Hope Solo.

Las estrellas del fútbol femenino americano son “trabajadoras asalariadas”, pagadas por la US Soccer con unos 72.000 dolares al año por 20 partidos, a diferencia de los futbolistas masculinos que reciben un sueldo únicamente si van al campo. Las jugadores sostienen que la estructura de los bonus y de los premios por partido hace que el salario completo de un jugador sea mucho mayor al de una jugadora. Los jugadores reciben 5.000 dolares por partido perdido y hasta unos 18.000 dolares por cada victoria; para las futbolistas el “premio” es de 1.350 dolares por victoria y nada en casa de derrota o empate. Para las campeonas americanas “es profundamente injusto. Hemos sido el motor del fútbol en los Estado Unidos en los últimos 30 años, si nuestro deporte ha despegado, ha sido por nosotras”, se lee en un comunicado que las jugadores han lanzado en la que anuncian las acciones legales que llevarán a cabo.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *