No hay ni recorte, ni retraso en los recursos federales para Michoacán asegura Torres Piña

Morelia, Michoacán a 26 de junio de 2020.- “Es falso que Michoacán haya sufrido recortes en sus participaciones federales de mayo y junio, como reclamó la mañana de este viernes el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo”, señaló el diputado federal Carlos Torres Piña.

El legislador de Morena, afirmó que “la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP) tiene garantizado el pago de aportaciones y participaciones de este año, mismas que se han entregado en tiempo y forma a las entidades, por lo que no ha habido recortes de ningún tipo”.

El reclamo del mandatario estatal, al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, tiene tintes políticos ya que no existe una asignación discrecional de los recursos, pues el Gobierno Federal no puede realizar recortes a los estados como lo señaló el Gobernador.

Además, las participaciones federales se encuentran garantizadas ya que los estados cuentan con el Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF) el cual permite compensar sus recursos federales de participaciones ante cualquier eventualidad en la recaudación federal, por lo tanto no hay retrasos ni recortes por parte del Gobierno Federal.

En este contexto, las compensaciones a las que en su caso haya lugar de este fondo, se realizaran a partir de julio y de manera mensual, por lo que sus recursos tienen certeza de acuerdo a lo programado, señaló el diputado de Morena.

Torres Piña explicó que de acuerdo a la Secretaria de Hacienda y Crédito Público, las participaciones entregadas a Michoacán se hicieron de acuerdo a lo programado al inicio del año, por lo que los recursos federales no tienen retrasos ni recortes, por lo contrario, se encuentran garantizados conforme a lo calendarizado al inicio del año.

Y, agregó, es gracias al Pacto Federal que los estados tienen garantizadas sus participaciones, por lo que consideró que la amenaza de interponer una controversia constitucional a la Ley de Coordinación Fiscal, es una jugada política de Silvano Aureoles y el bloque de gobernadores de oposición.

“Hoy más que nunca, el mandatario estatal, deberían seguir el ejemplo del presidente, al ajustar los gastos del gobierno e implementar una austeridad real que elimine los gastos superficiales como el uso de helicópteros y viajes a toda la república por motivos políticos”.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *