En Michoacán más de 1 mmdp de recursos estatales para partidos en 13 años

En los últimos 13 años los michoacanos han debido destinar del presupuesto estatal más de mil millones de pesos para los partidos políticos, esto en un entorno de crisis financiera en la que Michoacán se encuentra sumergido.

En total son mil 50 millones 774 mil 87.42 lo que los partidos se han embolsado de recursos estatales del 2004 a la fecha, esto vía prerrogativas ya sea para sus actividades ordinarias o específicas, para el financiamiento público de campañas, o bien para lo que en un tiempo se conoció como “medios publicitarios”.

Pero ese no es todo el recurso que obtienen los partidos, pues está además las prerrogativas que reciben del presupuesto federal vía Instituto Nacional Electoral, y todas aquellas que se les otorgan en los otros 31 estados de la República vía financiamiento local.

En el caso de Michoacán y el financiamiento estatal, son tres los partidos que más recursos se han embolsado en los últimos 13 años: el PRI con 277.1 millones de pesos; el PRD, 241.5 millones de pesos; y el PAN con 216.9 millones de pesos.

Luego está el PT con 87.1 millones; el Partido Verde con 79.8 millones; Movimiento Ciudadano con 67.9 millones: y Nueva Alianza con 38.4. MORENA apenas lleva tres años recibiendo prerrogativas estatales y ya acumula un total de 30.1 millones de pesos.

Los partidos Humanista y Encuentro Social, sólo han recibido un año prerrogativa estatal, en 2015 por 4.6 millones cada uno, sin embargo al no reunir la votación necesaria en Michoacán se le suspendió la prerrogativa en los años subsecuentes.

La vida efímera de diversos partidos es también parte del escenario electoral, en donde las arcas públicas también han debido financiar aquellos proyectos que nacen para morir al día siguiente.

Partidos como Alianza Social, Sociedad Nacionalista, Democracia Social, Liberal Progresista Mexicano, México Posible, Fuerza Ciudadana, Incluyente de renovación, y Alternativa Socialdemócrata y Campesina, sobrevivieron momentáneamente al amparo del financiamiento público, pero su vida no alcanzó más allá de un proceso comicial o dos.

Para la elección de 1995 se destinaron siete millones 366 mil 498.65 pesos a los partidos de un presupuesto estatal de tres mil millones 141 mil pesos, es decir, el 0.23 por ciento del total de los ingresos de ese año en Michoacán se los gastaron los partidos, los cuales en la contienda para renovar la gubernatura, las diputaciones y los ayuntamientos, lograron convencer al 61 por ciento de los electores para participar. Es el último año que en el estado se daría una votación de esas proporciones.

Durante la elección intermedia de 1998 para renovar alcaldías y diputaciones, la participación se desplomó nueve puntos, alcanzando sólo un 52 por ciento, esto a pesar de que los partidos tuvieron más del doble de recursos del erario local que en la contienda anterior inmediata, con 15 millones 463 mil 862.83 pesos.

Conforme llega una nueva elección los recursos para los partidos van al alza, en la contienda del 2001 se daría el primer incremento significativo, al pasar de 15.5 millones en 1998 a 41 millones 58 mil 404.13 pesos, lo que no se reflejó en una mejora sustancial del índice de participación que se ubicó en un 53.66 por ciento.

Ese año el presupuesto del estado ascendió a 16 mil 238 millones 940 mil 758 pesos, de los cuales el 0.25 por ciento fue destinado a los partidos políticos, monto superior al que para entonces tuvieron áreas como la Secretaría de Fomento Económico, los institutos michoacanos de la Juventud, Deporte, Cultura, y de Vivienda, la Comisión Forestal, la Universidad Tecnológica de Morelia, entre otros.

En las elecciones del 2004 los partidos tuvieron más dinero, a pesar de ello convencieron a menos gente de acudir a las urnas, registrándose el más bajo índice de participación en el estado en los últimos 16 años, apenas un 46 por ciento.

Pero los partidos igual se embolsaron el 0.22 por ciento del presupuesto estatal que para entonces fue de 12 mil 808 millones 116,135 pesos. Para los institutos políticos serían 51 millones 311 mil 783.62 pesos, suma superior que la destinada a los institutos michoacano del Deporte, de la Mujer, de Vivienda y de Capacitación para el Trabajo, al Centro Estatal de Estudios Municipales, al Centro de Investigación y Desarrollo del Estado, a la Promotora de Parques Agropecuarios, a la Comisión de Pesca, a la Universidad Tecnológica, y a la Coordinación General para la Atención al Migrante, entre otros.

En el 2007, cuando se renovó la gubernatura, el Congreso y las administraciones municipales, los recursos destinados a los partidos ya sumaban 64 millones 982 mil 371.85 pesos, a pesar de ello, la participación continuó sin un incremento sustancial, apenas con el 48.3 por ciento del electorado votando.

Para entonces el estado preveía ejercer en total 28 mil 181 millones 165 mil 701 pesos, de los que un 0.23 por ciento fue a los partidos, suscitándose el mismo fenómeno que en años electorales anteriores, cuando dependencias públicas contaron con recursos muy por debajo de lo ejercido por los institutos políticos.

En 2011, los recursos para los partidos volvieron a dispararse, para sumar 80 millones 104 mil 142.27 pesos, frente a un presupuesto estatal de 44 mil 571 millones 62 mil 850 pesos, es decir el 0.17 por ciento del total presupuestal fue para los partidos.

Las reformas electorales federales vendrían a favorecer las arcas partidistas y a sangrar las públicas, sobre todo en estados como Michoacán donde la Ley establecía porcentajes menores en la entrega de prerrogativas a los partidos, pero al momento de homologarse la norma los porcentajes se dispararían en la entidad.

En 2014 en Michoacán los partidos políticos triplicarían el monto de la prerrogativa estatal al el criterio local con el federal. Fueron los autodenominados partidos de izquierda, el PRD y el PT los que promoverían recursos ante Tribunales para en lugar de recibir el 20 por ciento que establecía la legislación local, embolsarse el 65 por ciento que mandataba la federal.

Este año las prerrogativas destinadas a los partidos ascienden a 156 millones 925 mil 399.71 pesos, monto superior al presupuesto que le fue aprobado en este 2017 a los telebachilleratos, a las secretarías de Desarrollo Económico, de Turismo, de Desarrollo Territorial, de la Contraloría, del Medio Ambiente, y de la Mujer, así como a las universidades de la Ciénega del Estado, Intercultural Indígena, Virtual, y politécnicas de Uruapan y de Lázaro Cárdenas.

En el 2018 que es año de campañas y elecciones, serán 238 millones 180 mil 578.77, lo que comparado con la propuesta de presupuesto presentada por el gobernador para el próximo año, implica que los partidos recibirán más dinero el año que entra que las secretarías del Migrante, Desarrollo Económico, Turismo, Medio Ambiente, de la Contraloría y Cultura, así como de otro medio centenar de instituciones de la administración estatal.

Comentarios

comentarios