Menores migrantes separados de sus familias presentan síntomas de estrés post traumático

Ciudad de México.- De acuerdo a un informe presentado por un organismo supervisor del gobierno de Estados Unidos, los niños migrantes que fueron separados de sus padres y encerrados en campos de concentración presentaron síntomas de estrés post traumático.

Estos síntomas se hicieron más graves tras el proceso de reunificación familiar, ya que volvieron a revivir la experiencia traumática.

Los menores exhibían síntomas de miedo, abandono y estrés, síntomas que no presentaban quienes no fueron separados de sus familiares durante el proceso de deportación.

Tras ser entrevistados, algunos declararon que pensaban que habían sido abandonados, por lo que un porcentaje considerable lloraba inconsolablemente.

Comentarios

comentarios