Mayweather Jr. ganará 200 mdd esta noche

Redacción / @Corazon3_0

Recientemente, Forbes calculó que durante este y el año pasado Mayweather había ganado 105 millones de dólares por haber trabajado 72 minutos en las peleas contra Saúl Álvarez y Maidana. Para la pelea de esta noche, se calcula que Mayweather gane 200 millones de dólares. Al conocer estas cifras, podemos concluir que nunca un apodo le había quedado tan bien a una persona Floyd “Money” Mayweather.

Mayweather es el atleta mejor pagado del planeta sin recibir un solo peso de patrocinadores debido a su historial de violencia intrafamiliar. Floyd es un boxeador sin precedentes, ha registrado altas ventas en PPV y vendió todos los asientos de primera fila para la pelea contra Maidana, dicho sea de paso que cada uno de estos asientos tuvo un precio que oscilaba entre los 3200 y 3500 USD. Ya sea que la gente pague para por fin verlo perder o para verlo ganar nuevamente, las cifras que Mayweather alcanza en la arena en donde se presente son increíblemente altas.

La primera vez que Mayweather peleó fue en 1996 y por más de dos décadas tuvo un promedio de dos encuentros y medio al año y a pesar de todo el siempre mantuvo una actitud sumamente relajada, lo que pronosticaba para él una carrera lucrativa y sin precedentes.

Hay dos reglas para el dinero, la primera es que no lo necesites, lo que significa que los atletas como Floyd deben medir sus esfuerzos, concentrarse en los títulos y no en los rankings. No precipitarse, no quemarse, darse y tomar todas las posibilidades de ser longevos, durar en el negocio.

La segunda regla es que entre más ignores la plata, mejor. Esto resulta ser más sencillo para unos atletas que para otros, ya que el peso y las expectativas que trae consigo el dinero pueden ser debilitantes.

No sabemos a ciencia cierta si Floyd pelea por lo mucho que gana o por lo mucho que ama los guantes, pero lo que si es cierto es que el dinero es el dinero pero las satisfacciones que te da el jugar, o en el caso de Floyd pelear por orgullo, honor nacional o simple amor a la profesión no tiene precio.

Fuente: The Guardian

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *