La Soterraña

La Soterraña

Al parecer en el equipo del senador Cristóbal Arias Solís se resistían a creer que un estudio de Parametría -casa encuestadora con un trabajo sólido que no se puede tomar a la ligera- ya lo coloca en empate técnico con Raúl Morón en las tendencias del voto, y por ende, en la ruta de la definición del candidato de Morena al Gobierno del Estado.

Los voceros del senador, disfrazados de columnistas, salieron prestos a desmentir la encuesta de Parametría difundida en medios de comunicación, pero lo hicieron con pobres argumentos y exceso de adulaciones del tipo: ” el paso avasallador de Cristóbal”, y con vaciladas que ofenden su propia inteligencia, como esa de que Cristóbal Arias le saca 40 puntos a Morón en un sondeo de Mitofsky que nadie ha visto, y que tampoco presentan para sustentar sus dichos.

Por si existía alguna duda, se dió a conocer la gráfica de Parametría en la que Cristóbal Arias figura con 32 por ciento de las tendencias del voto y Raúl Morón con 29 por ciento. Un empate técnico real.

Además, medios de comunicación entrevistaron a Francisco Abundis, director de la casa encuestadora, quién terminó de pinchar la burbuja de confort de Cristóbal Arias al decir que el alcalde de Morelia aún tiene potencial de crecer en las preferencias por tratarse de un político más fresco.

Mario Delgado, quién se perfila para dirigir Morena a nivel nacional a partir del próximo 5 de octubre, visitará Morelia el próximo viernes, y seguramente Cristóbal Arias no desaprovechará la oportunidad para tomarse la foto con él y seguir alimentando la percepción de que será candidato de Morena a la gubernatura por decisión de la cúpula obradorista y morenista en la Ciudad de México.

El senador finca sus aspiraciones políticas en percepciones, porque la realidad es que no ha logrado construir arraigo con los militantes de Morena en Michoacán, incluso se le ha visto más cercano y más cómodo entre priístas de la vieja guardia.

Cristóbal Arias no será el único que busque “la bendición” de Mario Delgado el próximo viernes, como si ser fotografiado a su lado fuera una especie de bautizo morenista para ser congraciado en el próximo proceso electoral. En fin, cada quien su desesperación y sus creencias.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *