La OMS confirma que América ya es el centro de la pandemia

El continente americano, tanto del Norte como del Sur, se ha convertido en el foco central de la pandemia del Covid-19, así lo declaró en una sesión informativa la portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Harris. “Los casos de infección aumentan en ambas Américas, ya podríamos calificarlas como centro de la epidemia”, dijo.

El mayor número de los contagios con la Covid-19 se corresponde actualmente con las cifras que muestran los Estados Unidos, país que ya cuenta con un millón, 347 mil, 881 contagiados y 80 mil 682 fallecidos.

La Casa Blanca llevaba más de un mes ignorando algunas de las recomendaciones que ella misma dio a los estadounidenses para evitar el contagio y la propagación de Covid-19 en el país.

La actitud cambió radicalmente este fin de semana luego de que personal muy cercano al presidente Donald Trump y al vicepresidente Mike Pence dieran positivo a pruebas de coronavirus, desatando toda una cacería contrarreloj para frenar el avance del virus en la residencia y oficinas del mandatario.

El modelo del Instituto de Medición y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington (IHME) ahora augura que más de 137 mil estadounidenses morirían hasta principios de agosto.

Tal pronóstico de aumento se debe en gran parte a que los estadounidenses se están moviendo más, dijo el director de IHME, el Dr. Christopher Murray, en un comunicado de prensa, y agregó que en algunos lugares la tendencia al alza de las salidas comenzó antes de que las medidas estatales se relajaran. Los investigadores rastrearon ese movimiento a través de datos anónimos de teléfonos celulares, según el comunicado.

“A menos y hasta que veamos pruebas aceleradas, rastreo de contactos, aislar a las personas que dan positivo y un uso generalizado de mascarillas en público, existe una probabilidad significativa de nuevas infecciones”, dijo Murray en el comunicado.

Los estados comenzaron a establecer planes de reapertura a finales de abril, con los gobernadores de Carolina del Sur y Georgia liderando el camino con algunos de los planes más agresivos, y para esta semana, casi todos los estados han comenzado a relajar las restricciones.

A pesar de no cumplir con las pautas establecidas por el Gobierno federal, los estados establecieron reaperturas por fases que, según dijeron, se guiaron por los datos y el asesoramiento de expertos médicos. Pero otros funcionarios de salud pública dieron advertencias sobre las miles de vidas que podrían perderse.

A lo anterior se suman las tensiones y las reacciones violentas aumentan a medida que las reaperturas del coronavirus en Estados Unidos revelan una nueva forma de vida

Y la gente sigue dividida también: una encuesta del Pew Research Center mostró que casi dos tercios de los estadounidenses dijeron que estaban preocupados por la apertura de su estado demasiado pronto. Pero miles de personas en todo el país protestaron en las últimas semanas por su derecho a volver a trabajar.

Lo que podría venir después de las reaperturas no será evidente durante semanas. Un experto le dijo a CNN que pasarán al menos dos o tres semanas antes de que los estados puedan comenzar a ver un aumento de las infecciones.

 

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *