El endurecimiento de las políticas migratorias en EE.UU en una fotografía

Imagen de AP

La imagen de un hombre y su hija de apenas casi dos años de edad muertos a la orilla del Río Bravo muestran el recrudecimiento de las políticas migratorias del gobierno de Estados Unidos, encabezado por Donald Trump.

El sueño americano de una familia terminó la tarde del domingo 23 de junio, cuando en su desesperación por no recibir respuesta a la solicitud de asilo que había hecho a las autoridades del país del norte, un padre decidió arriesgarse y pasar la frontera a través del Río Bravo.

Colocó a su hija de un año y once meses en la espalda, metida entre su playera y le pidió que lo tomara del cuello, probablemente para evitar que la corriente se la llevara. No obstante, ambos murieron en el intento.

“Esta acción se debe a que varios creen que si se lanzan al río y no lo logran, su situación migratoria se agilizará, o simplemente se desesperan por no recibir una respuesta, relatan algunos corresponsales a la agencia EFE.

Los corresponsales relatan que los gritos de desesperación de la mujer atrajeron a los que estaban cerca y terminaron por llamar a las fuerzas de seguridad de Matamoros.

La tarde del domingo se montó un operativo pero al llegar la noche se suspendió hasta el lunes por la mañana, cuando los agentes dieron con los dos cuerpos sin vida a unos 500 metros del lugar donde se perdieron.

La familia originaria de El Salvador entró a México en abril de este año. En Tapachula, Chiapas les dieron una visa humanitaria para que pudieran vivir legalmente en el país mientras Estados Unidos les daba una respuesta a su solicitud de asilo.

Donald Trump no quiere más migrantes

Donald Trump ha hecho hasta lo imposible para evitar que más migrantes lleguen a Estados Unidos, entre estos amenazar a México con la imposición de un incremento del 5 por ciento a los aranceles de productos de este país.

Si México no frena la migración desde su frontera sur, cada mes los aranceles de productos mexicanos se elevarían un 5 por ciento, por lo que tras días de negociaciones entre representantes de ambos países, por fin llegaron a acuerdos.

Entre las negociaciones, según el canciller mexicano Marcelo Ebrard, está que el gobierno estadounidense invertirá 5.8 mil millones de dólares en Centroamérica y 2 mil mdd más en el sur de México.

Estados Unidos tiene hasta la fecha 900 mil casos de solicitudes de asilo por resolver, los cuales pueden demorar entre dos a tres meses, mientras tanto los migrantes tienen que hacer su espera en México.

Es necesario que algunos de los migrantes que solicitan asilo en el país del norte regresen a México, según determinó en mayo la Corte de Apelaciones del 9º Circuito.

Con información de AP, La Jornada y Univisión

Comentarios

comentarios