Detienen a activistas ambientales que se manifestaban contra obra en Puerto Morelos

Las obras de remodelación en Puerto Morelos costarán 19 millones de pesos, dos años atrás esta zona ya había sido remodelada.

El pasado 5 de junio el gobierno de Puerto Morelos, Quintana Roo, demolió el kiosko del Parque del Casco Antiguo de la ciudad, como parte de las remodelaciones del sitio, lo cual generó que se dieran protestas por parte de los pobladores que se manifestaron en contra de estos trabajos y fueron detenidos y amedrentados por parte de la policía municipal.

Las actividades de remodelación se retomaron a media noche por lo que las autoridades de seguridad cerraron los accesos al Casco Antiguo y realizaron un operativo para detener a activistas, por lo que acusaron de violación al derecho de libre tránsito los activistas de “Puerto Morelos Sustentable” y “Voces Unidas por Puerto Morelos”.

De acuerdo con denuncias en redes sociales los policías sometieron y golpearon a manifestantes, los videos de estas agresiones circulan en internet y ha generado indignación frente a otra agresión por parte de oficiales. Entre las personas detenidas se pudieron identificar a Daniela Zambrano Castello, Elena Monserrat Lastra Pérez, Carlos Hernández Saldaña, María Valentina François Guichoux y Diego Martín Arlia, quienes son activistas.

La Colectiva Feminista Mujeres de la Sal denunció que dentro de estos hechos sufrió también de agresión Valentina Francois, una turista francesa que documentaba la manifestación pacífica.

Alcaldesa gastará 19 millones de pesos en la obra

Esta obra fue impulsada desde octubre de 2019, por la alcaldesa Laura Fernández Piña, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), donde se invirtieron 19 millones de pesos. Los pobladores se opusieron a principios de este año, cuando se pretendió arrancar el proyecto, poniendo guardias en el Casco Antiguo, sin embargo, fue de madrugada mientras llovía que entraron los trabajadores.

Los pobladores habían solicitado a la alcadesa presentar los detalles del proyecto, el desglose de los gastos, planos, convocatoria y contrato de licitación, además de que pidieron que se realizara una consulta pública, pero no fueron atendidos.

De igual forma se interpusieron cuatro quejas ante la Comisión de Derechos Humanos de Quintana Roo, por agravio a la identidad cultural y violación del derecho a la libre expresión.

Los habitantes de Puerto Morelos consideran esta obra como innecesaria, explican que el lugar requiere mantenimiento pero no una reconstrucción, además indican que hay otras necesidades en el lugar como  un hospital o espacios culturales para los jóvenes, además de introducción de pavimento, luminarias y drenaje.

Entre los intentos por frenar esta construcción los pobladores desde inicios de año realizaron 22 conciertos, seis espectáculos y 34 talleres, estas actividades se dieron en un lapso de 45 días, donde lograron recaudar 4 mil firmas físicas y más de 10 mil firmas digitales que se postulaban en contra del proyecto de remodelación.

Dos años atrás se habían ya invertido recursos para mantenimiento

Se destacó que hace dos años el gobierno municipal había ya invertido recursos en el mantenimiento de la zona, por lo que llama la atención que de nueva cuenta se quiera destinar dinero para la misma actividad.

La periodista Lydia Cacho se sumó a las denuncias en redes, donde publicó que la alcaldesa gastará 19 millones de pesos en la obra en medio de la pandemia de coronavirus y frente a la temporada de huracanes.

Recordó sus reportajes anteriores donde expuso cómo Puerto Morelos ha sido escenario de despojos territoriales por parte de servidores públicos donde se evidencia la ingobernabilidad de esta zona, desde entonces se habría expuesto esta manera de operar con macheteros y hombres que amedrentan a quienes se interpongan en sus proyectos.

Desde entonces se habló de la participación de la alcaldesa Fernández Piña, bajo su mandato se han realizado los despojos y destrucción de zonas naturales protegidas, se ha denunciado que la alcaldesa ha cambiado el uso de suelo de la zona para que se puedan construir zonas hoteleras beneficiando a la constructora Sakura con 150 hectáreas que comprendían manglares y zonas protegidas.

Lamentablemente las cosas siguen funcionando de la misma manera, pues los activistas han sido amenazados por parte de las autoridades que pretenden continuar despojando y desviando recursos de este lugar.

“Nos hicieron llegar un mensaje de que nos cuidáramos, porque había órdenes de tirar a matar. Hay muchas cosas que nos preocupan, porque estamos siendo reprimidos, no tenemos derecho a la libertad de expresión, entonces sí tememos por nuestras vidas; varios compañeros han sido amenazados”, denunció la activista Tania Flores Ochoa.

Aseguró que continuarán trabajando para detener estas actividades, seguirán promoviendo amparos y movilizándose en redes sociales, añadió que existe temor por las posibles agresiones por parte de la policía.

“No es una cuestión de uno o dos meses, tenemos años, desde que empezó esta administración ha imperado la corrupción. Desde que llegó esa persona al poder fue a través de compra de votos, de muchas malas mañas, entonces vamos a seguir defendiendo a Puerto Morelos. Aprobaron 59 millones de pesos más para pavimentaciones y guarniciones en lugares donde ya trabajaron, entonces hay maña”.

Por su parte el secretario general del ayuntamiento de Puerto Morelos, Miguel Ángel Zetina Cuevas, declaró que el arresto de los cinco activistas se realizó con el fin de proteger su integridad física, en un comunicado indicó que fue para evitar que “sufrieran alguna lesión grave cuando la maquinaria pesada ya había comenzado a operar”.

Destacó que directivos de la empresa constructora a cargo de la obra solicitaron la presencia de la policía ya que sus trabajadores fueron acosados por un grupo de al rededor de 70 personas, entre las que había extranjeros y según el con otros intereses políticos.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *