Cristóbal Arias, el apestado

La contienda electoral en Michoacán está resultando muy ajetreada, y particularmente decepcionante para el Senador Cristóbal Arias. Sus aspiraciones y deseos de gobernar al estado de Michoacán se han desmoronado, al ser elegido Raúl Morón Orozco como candidato de Morena a la gubernatura. Este desaire no ha desanimado al senador, y comportándose como un auténtico “demócrata”, acusó fraude en el resultado de las encuestas y generó un escenario conspiranoico digno de Game of Thrones, ya que señala como responsables a Leonel Godoy Rangel, Lázaro Cárdenas Batel y Cuauhtémoc Cárdenas.

Una vez que presentó un total de 0 pruebas para sustentar su acusación, preparó su sermón sobre cómo se vulneró la democracia y los principios de la 4T en el proceso electoral de Michoacán porque él no salió elegido como candidato. Posteriormente se fue a reunir con el representante del PRI en Michoacán, máximo exponente de democracia participativa en Michoacán y México. Después de esto, se reunió con los integrantes de Fuerza x México, un partido que se autodenomina como obradorista, para negociar su candidatura en el partido. Obviamente, las bases del partido FxM se manifestaron en contra, pues en ningún momento se acercó el senador con ellos para consultar y debatir un posible escenario donde él invitado resulta ser el dueño de la gallina de los huevos de oro. Cristóbal Arias se convirtió en lo que juró destruir, pues su ambición de ser gobernador, su sed de poder le ha llevado a atropellar a los suyos, a enemistarse con otros soldados de la 4T como Raúl Morón, Batel y Mario Delgado. Por si fuera poco, atropella el proceso democrático de un partido nuevo, y busca imponerse como candidato.
Aunque ha culpado a todos y Raúl Morón sigue siendo su villano favorito, la verdad es que el único común denominador en la derrota catastrófica de Cristóbal Arias es: Cristóbal Arias. Él es el arquitecto de su propia destrucción, su peor enemigo, pues tanto en Morena como en el partido FxM buscó pasar por encima de la militancia, no para representar al proyecto político, ¡sino para saciar sus propios intereses! ¡Su sueño de ser gobernador de Michoacán!
Al senador se le olvida que MORENA se creó para transformar el país, para acabar con la corrupción. Para enriquecerse y para satisfacer las ambiciones personales a costa del pueblo ya existe el PRI, el PAN y el PRD, sólo que en la alianza que han formado éstos el arroz ya está más que cocido y el cachorro de Churumuco llega tarde para ser ungido candidato.
La realidad para el senador Cristóbal es que perdió la elección interna. Y puede hacer el berrinche y pataleo que quiera , pero eso no cambiará que la gente eligió a Raúl Morón. Puede incluso hacer el teatro conspiranoico elaborado de hacer acusaciones de norte a sur y de este a oeste de que el mundo está en su contra. Puede incluso hacerse el demócrata y dar 10 sermones acerca del atropello a la democracia en Morena por no salir electo él. Puede también imponerse él en otros partidos donde tampoco lo quieren y nada de eso le dará la candidatura, por el contrario, esas acciones nos dicen mucho sobre la naturaleza del senador, un político chapado a la antigua, incluídos los viejos vicios de la política.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *