Crece crisis política en Brasil

La crisis política en Brasil dio un vuelco tras la renuncia del ministro de Justicia, derechista que llevó a Lula a la cárcel pero que se ha peleado con el derechista presidente Bolsonaro.

La salida de Moro se produce en plena crisis sanitaria mundial, que la semana pasada provocó la caída del ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta.

Esto, por desavenencias con Bolsonaro sobre la estrategia para enfrentar la pandemia de nuevo coronavirus.

Y es que el presidente de Brasil es del mismo tipo que Trump, derechista a ultranza y no cree en la ciencia.

Destitución y renuncia

La causa del conflicto fue la decisión de Bolsonaro de destituir al jefe de la Policía Federal (PF), un órgano de investigación que depende del ministerio de Justicia.

La denuncia de Moro

“El presidente me dijo que quería colocar a una persona con quien tuviera contacto personal, a quien pudiese llamar, pedirle informaciones, informes de inteligencia»

«(…) Prestar ese tipo de información no es el papel de la Policía Federal. Las investigaciones deben ser preservadas”

También afirmó que Bolsonaro dijo estar “preocupado” con algunas investigaciones en curso.

-«una de las razones por las que quería cambiar al titular de la PF, Mauricio Valeixo, nombrado por Moro«, indicaron las agencias.

Rodeado de todos sus ministros y colaboradores, Bolsonaro negó por la tarde las “acusaciones infundadas” de Moro.

Además dijo que este último le dijo que aceptaría la destitución de Valeixo a cambio de un puesto de juez en el Supremo Tribunal Federal (STF).

El discurso de Bolsonaro fue acompañado por cacelorazos de protesta en varias ciudades, como Sao Paulo o Rio.

Ese tipo de manifestación es prácticamente cotidiana desde hace varias semanas.

Esto en protesta por la oposición del mandatario a las medidas de aislamiento social ordenadas por varios gobernadores para contener la propagación del nuevo coronavirus.

El Covid hasta el momento en Brasil ha dejado tres mil 670 muertos y casi 53 mil contagios en Brasil.

La renuncia de Moro, el ministro más popular del gabinete, derrumbó la Bolsa de Sao Paulo (que cerró con una caída de 5.45%) y hundió al real frente al dólar.

La derecha se divide

El fiscal general, Augusto Aras, nombrado por Bolsonaro, pidió al STF que investigue las acusaciones formuladas por Moro.

La caída de Moro dividió a la base de Bolsonaro y desató un torrente de críticas y pedidos de renuncia del jefe de Estado, precisaron las agencias.

El diputado Capitán Augusto indicó que estaba articulando la salida de la bancada de la seguridad pública, denominada “bancada de la bala”, de la base oficialista.

La llamada “bancada de la bala” fue uno de los principales apoyos de la elección de Bolsonaro, junto al lobby del agronegocio y a las iglesias neopentecostales.

Comentarios

comentarios