Asertividad sexual

¿Recibes lo que quieres en la cama? Comunicas abiertamente a tu pareja prácticas sexuales, fantasías o posiciones que te gustaría experimentar?

La asertividad implica comunicar sentimientos y pensamientos, tomando en cuenta las necesidades propias y considerando las de la otra persona. Es una habilidad en la comunicación que se entrena. En el terreno de la sexualidad, se aplican estos principios para transmitir qué se necesita en la intimidad, cuáles son las vías para lograrlo y así tratar de lograr el placer al máximo de forma sana. Si se siente el deseo de una práctica erótica o sexual específica, es ideal verbalizarla para disfrutar la sexualidad plenamente, es tu derecho.

Muchas personas piensan que la pareja debería saber o intuir que repertorio ejecutar en la intimidad. La realidad, es que por muy unida a ti que esté esa persona o por mucha química que exista, no lee tu mente ni es adivina y si se trata de una pareja recreativa, es un poco más cuesta arriba. Claro que existen casos o experiencias donde todo fluye y la comunicación erótica es casi “perfecta” pero no es la mayoría.

Si deseas pedir acciones concretas como caricias, juegos previos, posiciones sexuales, etc, auto explorarse para detectar qué y cómo te gusta podría ser una de las alternativas de ayuda. Lo puedes lograr de forma manual o con la ayuda de juguetes. Otro escenario, es descubrirte junto a tu pareja, como algo previamente acordado.

La asertividad sexual, no significa dar rienda suelta a la sinceridad y atropellar los sentimientos del otro sin filtro. Es comunicar lo que se siente de manera equilibrada, dejando fuera del discurso, adjetivos que descalifiquen a la pareja, porque es la puerta de entrada al irrespeto.

Cuando se trata de situaciones o experiencias incómodas que son necesarias transmitirlas, evita palabras como “siempre” “nunca” “todo el tiempo” haces tal cosa en la cama, es mejor especificar y hacer referencia a casos concretos.

Decir “NO” también es asertividad sexual y debe ser respetada tu voluntad. Estar en pareja no te obliga a realizar todas las prácticas sexuales o a someterte a una frecuencia sexual agobiante, pues serían formas de violencia, así como los juicios de valor o críticas.

La asertividad sexual significa comunicar cosas aun cuando se trate de mensajes difíciles o incómodos, gestionando las emociones y asumiendo las consecuencias de manera responsable. Ah.. y por favor, en el lugar y momento oportuno. Si se logran avances y hay cambios en la intimidad, también significa reforzar cosas positivas.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *