Ahora, el momento de la Unidad

Ahora o nunca la unidad de las izquierdas, frase que en estos días lanzó Andrés Manuel López Obrador, mandó un mensaje sencillo al PRD, PT y MC : “si hay cariño (de los otros partidos) que empiecen a manifestarse…si quieren unidad para el 2018, que ya se deslinden del PRI, se deslinden de Peña Nieto en el Estado de México”

Dos PRD

Uno el que ratifica su pacto pero con el PRI, el llamado hecho por el líder de Morena contenía un mensaje más amplio de lo que captaron las elites que dirigen las tribus del partido amarillo, estas solamente atendieron el mensaje al igual que Josefina Vázquez Mota como un amago o un acto autoritario, reflejando un actuar idéntico a la derecha: interpretan los mensajes de la real oposición como un ataque, de forma involuntaria quizá el PRD ratificó su postura asumida desde el 2012 e iniciada con la firma y respaldo al pacto por México, con el rechazo a la alianza convocada por AMLO ratifican su pacto con el poder y con Peña Nieto, son en el tablero electoral una pieza más del grupo Atlacomulco, a cambio de ello reciben el respaldo de la estrategia diseñada en Los Pinos y se le infla de forma artificial a su candidato en el Estado de México con el sólo objetivo de frenar a la candidata de Morena, es decir voto por el PRD es un voto al PRI, para algunos les parecerá exagerada, pero que en la realidad se aplica a la elección del Estado de México, se actualiza y se hace verídica, por otra parte están los perredistas de militancia y lucha, los que desean el cambio y de corazón son pro AMLO, apoyan y quieren decir sí al llamado, estos son la gran mayoría, aquellos que a 28 años de fundado su partido lo quieren ver firme y aliado a las causas que le dieron origen.

Delfina puede ganar sí, sin el PRD

Ello es posible, simplemente Morena sigue ocupando el sitio político del partido de oposición al sistema, es decir representa las posiciones enfrentadas al sistema político y económico actual, en ello radica gran parte de su fuerza y es el resorte ciudadano que le da vitalidad respaldándose en la inteligencia colectiva del daño causado al país por las llamadas reformas estructurales; más impuestos, pérdida de autonomía, gasolinazo, devaluación, inflación, inseguridad y para rematar corrupción.

Las contiendas por regla son entre dos posturas políticas u opciones, claro existen las excepciones, el principio es teórico y práctico, el elector, el ciudadano se enfila a la decisión de votar valorando opciones precisas y en este caso encontradas y diferenciadas, a los iguales los descarta en un raciocinio lógico, por ello el desplome de Josefina Vázquez Mota, es una candidata asimilada a lo ya visto, específicamente el apoyo de Felipe Calderón y los cerca de mil millones de pesos que recibió de Peña Nieto para una asociación fantasma defensora de los migrantes la hace asimilarse al sistema, es beneficiaria directa del poder. Ahora presenciaremos en estos días como desde la presidencia de la República se fortalece al candidato perredista dando la impresión de que se fortalece y crece, ante ello Morena no se quedará de brazos cruzados, ya es el candidato del PRD pieza del PRI y se entiende aliado del sistema, ante ello difícilmente aguantará ya que el desliz del PRD al rechazar sonora y despectivamente la alianza propuesta por AMLO, se ha ratificado como parte del sistema y eso es lo que los ciudadanos en México y en el Estado de México rechazan, podrá el candidato perredista acumular una no despreciable intención de voto, un 10.7 por ciento en base a la última encuesta de El Universal, pero es sólo eso intención de voto, cuando el ciudadano detecte que esa intención favorece a que el PRI permanezca en el poder se da la probabilidad de rectificación de la intención de la emisión del voto y la burbuja se desinfla, ese voto se corre a la opción contrasistema que representa Morena ya algunas encuestadoras marcan que entre el 40 por ciento y 50 por ciento de intención del voto del perredista se puede cambiar a favor de Delfina, candidata de Morena.

Ya inició la campaña real

La campaña por el Estado de México ha iniciado en términos políticos de forma real, los contrincantes están plenamente identificados y sus posiciones en el radar electoral ya están claros, hace un mes iniciaron formalmente pero sólo fue eso, ahora arranca la disputa, son dos con posibilidades y objetivo reales y diferenciados, de un lado el continuismo de una hegemonía familiar y de grupo, que suma a la ratificación del modelo seudopolítico resumido en las frases “el que no tranza no avanza” “político pobre, pobre político”, de la otra parte la opción enfrentada y única es la de Morena que por primera vez de forma concreta puede dar un viraje a la inercia política del Estado de México e iniciar un nuevo rumbo en esta entidad, Delfina Gómez, disputándose el tercer lugar el PAN 10.4 por ciento y PRD este último aún está a tiempo para evitar el juego del PRI y no cumplir la misión de descarrilar a Morena. Sólo hay dos polos; Morena 17.5 por ciento contra el PRI 19.1 por ciento un empate técnico por el primer lugar (Encuesta de El Universal de mayo).

Comentarios

comentarios